Inicio Int. Gral. Aumentaron 28 por ciento los siniestros viales con ciclistas en la ciudad

Aumentaron 28 por ciento los siniestros viales con ciclistas en la ciudad


Los datos surgen del Hospital Cullen, en comparación del primer quinquemestre del 2018 con el de 2019. Desde Santa Fe en Bici alertan que se trata de una emergencia vial.


Entre el primer quinquemestre del 2018 y el del mismo período de este año, el Hospital Cullen registró un aumento del 28,57 por ciento de ciclistas heridos por siniestros viales. Si bien son datos de un nosocomio, desde el Ministerio de Salud aseguran que es una tendencia en la región. Al mismo tiempo, disminuyeron en un 20 por ciento los peatones accidentados; en un 15,64 por ciento de automovilistas; en un 16,79 por ciento los motociclistas y en un 25 por ciento los involucrados en accidentes con vehículos pesadosAumentaron, por otra parte; 27,27 los siniestros con transporte público y 46,15 con camionetas.

Compartir la calle

Para entender el fenómeno de los ciclistas, se dialogó con la agrupación Santa Fe en Bici, que trabaja desde hace cinco año el activismo ciclista para ganar espacio y políticas públicas para la circulación urbana de los que se trasladan en bicicleta por la capital provincial. “La ciudad no se está adaptando con la rapidez que se necesita para garantizar la seguridad de ciclistas y peatones, los actores más vulnerables y los que más deberíamos cuidar”, analizaron desde la organización.

En este sentido, argumentaron sobre los ciclistas afectados: “La ecuación es clara: el crecimiento de la movilidad en bicicleta, inmerso en una ciudad pensada con prioridad en los autos, con la violencia vial a la que nos encontramos expuestos y escasas políticas públicas que apunten a solucionar el problema, da como resultado el aumento de siniestros. La infraestructura y las normas viales de Santa Fe están desarrolladas desde una mirada centrada en el automóvil y consecuentemente no equitativas. Esto trae cada vez más autos en la calle”.

“La construcción de nuevos edificios trae más y más gente al centro de la ciudad. Estamos en una ciudad dispersa, en donde cuanto más lejos vivimos del centro, menos acceso a los servicios y oportunidades tenemos. Sumando a ladeficiencia del transporte público, hace que también más personas se movilicen en automóvil particular en su día a día. Estas son algunas de las posibles causas que explican el crecimiento del parque automotor que ya colapsó la ciudad, convirtiendo el escenario urbano en un ambiente muy peligroso para todos los actores del tránsito, especialmente para la infancia, la vejez, personas con discapacidad y mujeres embarazadas“, agregaron.

Prevención de siniestros viales

Al ser consultados por acciones o políticas que puedan ayudar a prevenir esta problemática, desde Santa Fe en Bici expresaron: “Es más sencillo de lo que parece. Primero comprendiendo que esto es una emergencia, y que los gastos en salud pública por siniestralidad deben reconvertirse en gastos de prevención, es una cuestión de políticas de Estado eficientes y contundentes. La infraestructura demorará en reconfigurarse, más o menos tiempo, dependiendo de la capacidad y la voluntad política de nuestros dirigentes”.

Y al mismo tiempo advirtieron: “Acciones concretas como bajar las velocidades, son de suma importancia y deberían realizarse a la brevedad. No podemos tener velocidades máximas de 60km/h en avenidas en pleno centro (ej. Bulevar Gálvez). También es importante el incremento del control del tránsito, el mejoramiento del sistema de multasincorporar prácticas viales desde la educación primaria que incluyan la bicicletarigurosidad en la obtención de la licencia de conducir con ampliación de los contenidos que ofrecen en la capacitación (peatonalidad, y ciclabilidad), son algunos ejemplos”.

Ciclovías

A la pregunta de sobre cómo es el uso de las ciclovías y bicisendas en la ciudad, desde la organización ciclista apuntaron: “Se diseñan pensando en otorgar espacios seguros para la circulación de bicicletas. Aún así, no debe estandarizarse que el único modo de realizar acciones a favor de la bicicleta es solo sumar más kilómetros de bicisendas y ciclovías. Esto provoca una constante segregación de las personas que circulan en bici a un espacio distinto al que circulan los autos, evitando apelar a la convivencia real de poder compartir la calle entre los distintos medios de movilidad“.

Sobre las trazas en la ciudad destacaron: “La infraestructura ciclista de la ciudad de Santa Fe, se incrementó en los últimos años. La bicisenda de Avenida Alem, por ejemplo, aunque puede mejorarse en muchos aspectos constructivos, era muy necesaria. Es una conexión muy importante entre el centro de la ciudad y la Costanera o la Ciudad Universitaria. Tener un espacio seguro para circular en avenidas como Alem, en donde camiones, autos y colectivos circulan a 60 km/h, es una cuestión de asegurar la vida frente al riesgo”.

Sin embargo, recordaron el atropello a una ciclista en diciembre de 2018, quien quedó inválida luego de ser embestida por el conductor de una camioneta Ford Ranger, Raúl Mucchiutti, cuando circulaba ella en bicicleta por la ciclovía de la costanera: “Este caso nos hace ver que no es suficiente con otorgar espacios para circulación de bicicletas, si esta medida no se complementa con otras que garanticen su seguridad. En el caso de la costanera, la ciclovía está pegada a una vía en donde se circula a 50 y 60km/h, velocidades incompatibles con la circulación de personas en bici”.

Zonas problemáticas

En relación a las zonas de la ciudad que Santa Fe en Bici tiene relevadas en su activismo, se les consultó cuáles son las que ven más problemáticas para acceder o circular en bicicleta: “No hay lugares totalmente seguros para circular en bicicleta, si bien es coincidente que en los barrios más céntricos y de élite las calles están en mejor estado, y en la periferia cuesta más acceder, la violencia vial torna insegura toda la ciudad”, respondieron.

Y afirmaron: “Son muy inseguros los ingresos a la ciudad, son necesarias conexiones en el área metropolitana, obras que contemplen que no todas las personas eligen el auto para llegar a la ciudad desde localidades vecinas. Hoy, a pesar de que la distancia no es mucha, es muy difícil llegar desde Colastiné o Rincón, en bici hasta Santa Fe, y aun esperamos la ciclovía de la Ruta 1”.

“Las conexiones desde Santo Tomé, el tramo desde el Puente Colgante hasta Ciudad Universitaria, las avenidas y tramos de ruta que hay que transitar para llegar a Monte Vera o Recreo, son deudas importantes en cuanto a infraestructura ciclista“, concluyeron.


Fuente: Diario Uno Santa Fe

Must Read