Inicio Int. Gral. Trece detenidos en una celda para seis y una guardia mínima: el...

Trece detenidos en una celda para seis y una guardia mínima: el combo ideal para la fuga de la comisaría décima


Cinco presos se escaparon de la seccional del norte de Santa Fe este domingo. La investigación judicial constató que estaba excedida la capacidad del lugar y que había personas con condenas.


Las pocas horas que lleva la investigación por la fuga de cinco personas alojadas en la seccional décima de policía, en la zona norte de la ciudad de Santa Fe, arrojó datos que demuestran que era esperable que algo así pueda pasar. O que vuelva a pasar.

La fiscal en turno María Laura Martí pudo constatar que en la celda, con capacidad para albergar a seis personas, había trece detenidos. Además, según la información aportada hasta el momento, la comisaría cuenta con cuatro empleados policiales que cumplen turnos de a dos. Es decir: dos personas por día para atender el trabajo cotidiano de la seccional y para controlar a los detenidos.

Saltaron la medianera

De los primeros testimonios colectados anoche por las pesquisas, y transmitidos por videoconferencia a la fiscal, se presume que los detenidos limaron algunos barrotes de la celda, tomaron un pasillo que conduce hacia una medianera lindante con una vivienda, y ganaron la calle por Lamadrid.

Esto fue divisado por algunos vecinos de la zona que alertaron a los uniformados, y fueron ellos mismos quienes se comunicaron con la fiscal en turno.

Hasta el momento se pudo corroborar que los evadidos tienen entre 22 y 28 años y se encontraban detenidos por diferentes delitos: evasión, homicidiorobo calificado, hurto simple y resistencia a la autoridad.

A distancia

Para respetar el DNU que impone el aislamiento social y evitar la movilidad de las personas, Martí dispuso que personal actuante de la Agencia de Investigación Criminal se condujera hasta el lugar y transmita el operativo a través de videoconferencia.

Así se pudo constatar la abertura en la celda lograda tras limar algunos barrotes, mostrar con detalle cómo estaba el lugar y reconstruir cómo se habría logrado la fuga. Algunos de los presentes dieron versiones de lo ocurrido y se secuestró una cámara de vigilancia que fue colocada hace poco tiempo, luego de la evasión de un detenido (ver Fuga previa).

¿Complicidad, negligencia o trabajo imposible?

Hasta el momento no se puede precisar si hubo complicidad de algún empleado policial, si pudo tratarse de alguna cuestión de negligencia en la vigilancia o si puede considerarse una tarea imposible de cumplir para dos personas, según precisaron los entrevistados.

La fiscal no descarta ninguna de las posibilidades y espera que los peritajes de los elementos secuestrados, especialmente lo que haya registrado la cámara de vigilancia, se puedan precisar los pormenores de la fuga, y las responsabilidades que correspondan.

Sobrepoblación

En tanto se pudo corroborar también que la celda de la comisaría tiene capacidad para albergar a seis personas, y al momento de concretarse la evasión había trece personas detenidas.

Además uno de los evadidos estaba cumpliendo una condena por un delito grave, y por lo menos una persona más había sido trasladada desde el penal de Las Flores.

Fuga previa

No es la primera vez que ocurre algo similar en la Comisaría N°10. Diecinueve días atrás, el martes 24 de marzo, un preso se escapó de este destacamento y fue detenido a las horas la calle, pero tras asegurar que había tenido contacto con una mujer que había viajado a Brasil, uno de los países de riesgo en medio de la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus, fue trasladaron al Hospital José María Cullen.

De allí también se fugó, hasta que lo detuvieron finalmente y fue trasladado a la Comisaría N°3 -ubicada en Balcarce y Lavalle, en barrio Candioti- que quedó aislada luego de que los guardias tengan contacto con el delincuente.


Fuente: www.airedesantafe.com.ar

Inserte aquí su comentario..

Must Read